Recomendaciones para limpiar la ducha

empresa de limpieza malaga blog

Consejos para la limpieza de tu ducha

Sin duda estamos hablando de una de las zonas de mayor foco de infección, bacterias y nacimiento de gérmenes que puede hallarse en nuestro hogar. Estamos hablando del baño, zona la cual hay que dedicarla un mayor tiempo para poder garantizar una higiene.

Es cierto que actualmente en el mercado encontramos un sinfín de productos de limpieza que nos aseguran que nuestro hogar va a quedar impecable a la par de lograr deshacerse del nacimiento de cualquier foco bacteriano.

En Empresas de Limpieza Málaga, sabemos que un gesto tan sencillo como colgar mal unas toallas o dejar la esponja húmeda en la ducha son algunos de los gestos que todo el mundo tiene normalizado y que pueden convertirse un caldo de cultivo perfecto para las bacterias.

Por este motivo hemos considerado adecuado ofreceros los siguientes consejos, así podréis evitar fácilmente el nacimiento de gérmenes y la acumulación de suciedad, beneficiando vuestra la salud.

En el plato de ducha o en la bañera

¿Cuáles son las rutinas mas indicadas para su limpieza? Si es a fondo, retira todos los productos y accesorios de decoración que haya en esta zona: desde geles hasta la alfombrilla para poner los pies tras salir de la ducha. Posteriormente enjuágalas con agua caliente y utiliza un producto adecuado para desinfectarlos y darle brillo. Si hablamos de periodicidad, os aconsejamos que realices una limpieza exhaustiva una vez al mes.

La rejilla

¿Sabes a que parte nos referimos? Sin duda es de las más tediosas de la ducha,  ya sabes que normalmente suele estar atascada con pelos. Para eliminarlos, es sencillo, puedes valerte de un alambre para engancharlos y sacarlos del desagüe.

Lo más adecuado es realizar este proceso al menos una vez a la semana. Además, no solo hablamos de encontrar el cabello, esto también acaba atrayendo y acumulando suciedad a su alrededor. Otra de las alternativas para deshacerte de esto, es a través de bicarbonato de sodio o  bien, mezclándolo con un remedio casero: hazte con un 60 ml de amoniaco mezclado con agua hirviendo. ¡Ojo!, ten en cuenta que hay algunos productos de limpieza que nunca hay que mezclar. Lee bien las indicaciones de las etiquetas y normas de uso.

La mampara

¿Tu plato de ducha está provisto de una mampara? Es de los elementos más difíciles de limpiar y dejar impoluto, ya que debido al agua, suele estar lleno de salpicaduras y marcas de jabón, cal y otros productos. Para eliminarlos, puedes preparar una mezcla de vinagre con agua. Para aplicarlo puedes hacerlo de forma sencilla si viertes la mezcla en un envase con pulverizador. Después, solo debes de rociar toda la mampara con esta mezcla, para después enjuagarla con abundante agua y dejar secar solo, sin ninguna intervención más.

Los azulejos del baño

¿Otra de las labores más complicadas verdad? ¿Tiene tu baño ventilación? Es bastante recomendable tras la ducha abrir la ventana, así podrás prevenir la acumulación de humedad en los azulejos. En cuanto a la limpieza, simplemente hay que mezclar una taza de vinagre, media de bicarbonato, una de amoniaco y dos tazas de agua tibia.  Con  un cepillo de dientes puedes limpiar las juntas.

La alcachofa de la ducha

Una de las incomprendidas a la hora de afrontar la limpieza ¿cierto? Para dejarla impoluta llena una bolsa de plástico con vinagre blanco. Mete el cabezal en la bolsa y ciérrala con cinta. Dejarlo reposar toda la noche y, al abrirlo  veras que ha desaparecido todos los restos de suciedad.

Más información

¿Quieres que te llamemos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies